En papel o digital: a partir de esta semana los consumidores decidimos cómo queremos recibir nuestras facturas