Varias asociaciones de consumidores alertan del incumplimiento de la Ley que protege el derecho del consumidor a recibir sus facturas en papel