Iniciativa

Iniciativa YDCR

Y

o Decido Cómo Recibo es una Iniciativa que reivindica el derecho del consumidor a elegir libremente el formato de sus facturas y extractos bancarios y defiende los derechos de los colectivos en riesgo de exclusión.


Porque la apropiada revisión de tus cuentas y facturas es tu derecho.

¿Cómo nace YDCR?

En los últimos años las empresas proveedoras de servicios, entidades financieras y las administraciones públicas vienen realizando campañas de sustitución de las comunicaciones en papel por comunicaciones electrónicas, llegando con frecuencia a imponer unilateralmente el cambio de formato sin tener en cuenta los hábitos, preferencias y circunstancias del consumidor.

Esta situación es fuente de preocupación compartida por organizaciones de consumidores y otras entidades y agentes sociales que ven como la imposición generalizada del formato de comunicación digital va en detrimento de los derechos del consumidor.
La Iniciativa Yo Decido Cómo Recibo es fruto de un diálogo abierto entre organizaciones de la sociedad civil y el sector privado dispuestas a aunar esfuerzos para reivindicar el derecho del consumidor a elegir el formato que mejor se adapte a sus necesidades y circunstancias personales.

¿Para qué?

La Ley 3/2014 de 27 de marzo por la que se modifica el texto refundido de la Ley para la Defensa de los consumidores y usuarios consagra el derecho de los consumidores a recibir facturas en papel sin coste adicional, condicionando la expedición de facturas electrónicas a la previa obtención del consentimiento expreso (Artículo 63).

Ante la patente desinformación que sobre este asunto existe en la actualidad, Yo Decido Cómo Recibo pretende erigirse en un altavoz de los nuevos derechos y un referente a la hora de asesorar tanto a los consumidores como a aquellas empresas y entidades interesadas en fomentar la transparencia y el respeto a los derechos en materia de comunicación con el consumidor.

¿Qué defendemos?

EL DERECHO A ELEGIR libremente el formato de tus facturas y extractos bancarios

Sólo tú sabes qué formato se adapta mejor a tus necesidades.
Sólo tú debes decidirlo sin que nadie te penalice por ello.

LA PROTECCIÓN de colectivos en riesgo de exclusión

No todo el mundo está familiarizado con el uso de internet
No todos tenemos las mismas posibilidades de acceso

¿Cómo lo hacemos?

  • INFORMANDO a los consumidores sobre los derechos que les asisten en relación a las comunicaciones que reciben por parte de sus proveedores de servicios
  • APOYANDO al consumidor a la hora de reclamar la restitución de los derechos vulnerados
  • SENSIBILIZANDO sobre la importancia de un problema que afecta directamente a la revisión de las cuentas del consumidor, y por tanto a su bolsillo
  • VERIFICANDO el cumplimiento de la normativa vigente por parte de empresas de servicios y entidades financieras

¿Cuáles son los problemas?

Colectivos excluidos

Hogares: El 32% de los hogares no tienen acceso a internet(Eurostat 2014)

Se estima que más de 13 millones de personas no disponen de acceso a internet en sus hogares

Mayores: El 60% de las personas entre 55 y 64 años, el 75% entre 65 y 74 años y el 93% de los mayores de 75 años nunca han usado internet en España (Eurostat 2013)

Se estima que unos 10 millones de personas mayores nunca han usado internet en España

Medio rural: Según el INE en 2010 sólo el 47,3% de los hogares tenía internet en pueblos de menos de 10.000 habitantes. Casi un millón y medio de hogares se encontraban en situación de exclusión digital

En la actualidad se estima que cerca de 2 millones de personas nunca han usado internet en pueblos de menos de 10.000 habitantes (INE + Eurostat 2014)

Cobro por facturas en papel

Varias empresas cobran recargos (1€) por el envío de facturas en papel

• Esta práctica fue considerada “abusiva” por el Instituto Nacional de Consumo (actualmente AECOSAN) en un dictamen publicado en 2013.

• Con la nueva Ley de los consumidores, el cobro por el envío de facturas en papel es ilegal

Greenwashing

Empresas y entidades financieras fomentan el cambio al formato digital utilizando argumentos medioambientales que, en la mayor parte de los casos, no están avalados por estudios científicos.

Numerosos consumidores manifiestan su malestar hacia unas prácticas de facturación que perciben como una forma encubierta de ahorro y repercusión de costes, ya que muchas veces es el propio consumidor quien acaba por imprimir su factura en casa.

La domiciliación

• Según el Banco de España, la domiciliación bancaria es el medio de pago más utilizado por encima de la tarjeta de crédito, las transferencias y los cheques bancarios.

• La apropiada revisión de cuentas y facturas se antoja especialmente crítica en un país donde la mayoría de los recibos se pagan de forma automática.