Un 41,5% de los consumidores recibieron la factura electrónica de su empresa de telecomunicaciones sin haberla solicitado previamente